Con los pies en la tierra, pero los ojos en el cielo


Desde hace casi una semana que estoy “volviendo a la rutina“, pero por alguna extraña razón me parece que volví hace más tiempo. Una rara impresión de que el tiempo está pasando rápido y lento a la vez, a medida de que se acerca “la mudanza”. Un año de cambios se me viene encima, por no decir que ya comenzó.

Pero así como dije la semana pasada, quiero de alguna manera compartir con los que pasan por este blog mis experiencias y aprendizajes de mis vacaciones. Tengo ese.. “trauma” por asi decirlo de sistematizar mis viajes o todo lo que voy haciendo. Como ejemplo, hace unos años sistematicé mi viaje de fin de curso, sí.. leiste bien. Lo titulé “Rompiendo Paradigmas” porque eso es lo que hicimos con mis compañeras al realizar un viaje de fin de curso fuera de lo común.

Para que entiendan tienen que saber primero que soy diferente. (y acá es donde algunos dejan de leer) Creo en Dios y soy católica. Lo cual no quiere decir que soy monja ni que vivo fuera de este mundo. Soy una chica, como muchas otras chicas, que además de estudiar (Comunicación) y trabajar (en Internet) voy a misa todos los domingos y rezo.

Me río, veo películas, leo libros, voy al cine, salgo a bailar, camino por la calle, tuiteo (bastante), escribo mucho, uso celular, como de todo.. etc. Digo esto porque el ser diferente y decir que soy católica no me hace un extraterrestre o un ser de otro mundo.. como muchas personas “ven” a los católicos. Como dice una música “con los pies en la tierra, pero los ojos en el cielo“.

A que voy con esto, fui a un campamento de la Juventud Femenina (JF) de Schoenstatt en Argentina, del 21 al 29 de enero en Tucumán. Fue una semana renovadora en todo sentido. El 2011 fue un año.. digamos que bastante difícil, en donde me sentia como en un abismo, lejos de los “locos de arriba” (así les llamo a Dios, a la Mater – o María, a Jesús). Pero puedo decir que gracias a este campamento pude descubrir lo mucho que me hacia falta Dios, Schoenstatt y la JF en mi vida.

(Siempre me pasa lo mismo, empiezo a escribir decidida a enfocarme en algo, y termino escribiendo otra cosa)

El tema central del campamento fue el Santuario. Es un lugar muy importante para el movimiento ya que desde allí María derrama sus gracias. En el 2014 el movimiento cumple 100 años desde su fundación y comenzando el trienio este es el año del Santuario. Cada día era el Santuario como signo de… algo diferente: Lucha, Servicio, Autenticidad, Fe, Predilección, Esperanza y Victoriosidad.

Digamos que es una introducción a lo que quiero compartir, así que..

¡Buena semana para todos!

Anuncios
Comments
One Response to “Con los pies en la tierra, pero los ojos en el cielo”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] más que nunca tengo los pies en la tierra, pero los ojos en el cielo, porque sé que sola no […]



Comentá pues algo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hablemos de Arvejas

¿Querés saber qué es esto? Seguí leyendo.

Thought Catalog

Thought Catalog is a digital youth culture magazine dedicated to your stories and ideas.

Thought Catalog

Thought Catalog is a digital youth culture magazine dedicated to your stories and ideas.

A %d blogueros les gusta esto: