Más que un ideal, un desafío.


Hace 11 años soy parte de la Juventud Femenina (del Movimiento de Schoenstatt en Paraguay). Hace 20 se descubrió el ideal de esta rama: Mujer Vestida de Sol, Corazón de la Nación de Dios.

Muchos podrían decir que es “una linda frase”, o entendidos de lo que es un ideal podrían mencionar que es “algo un poco inalcanzable”. Sin embargo sé que muchas chicas (y mujeres) son conscientes de que este ideal, este conjunto de palabras (unidas para nada al azar) son más que eso, son un estilo de vida.

Algunas personas no entienden cómo una “frase” que descubrieron un grupo de chicas hace 20 años puede lograr que varias generaciones de jóvenes se identifiquen en ella. Sí, parece imposible. Pero no lo es. Más de 1000.. ¿Qué digo? más de miles y miles de chicas alguna vez “gritaron” ese ideal, sin embargo miles también lo vivieron en su día a día.

Ideal de la JF Paraguay 101

Mujer Vestida de Sol, Corazón de la Nación de Dios. Un poco largo quizás, pero una mujer no podría tener un ideal más corto. HOLA estamos genéticamente predispuestas a hablar, pero también a actuar. Y aunque este ideal pareciera puro “SER”, la esencia principal es el “ACTUAR”.

Vayamos parte por parte.

  • Mujer Vestida de Sol: La Juventud Femenina (del Movimiento de Schoenstatt en Paraguay – valga la aclaración-) aspira a SER la mujer por excelencia. Una mujer que IRRADIA (notese la acción) al Sol que representa Cristo. Una Mujer que está vestida de ese Sol. No solo porque lo tuvo en su vientre, sino porque deja TRANSPARENTAR su luz.

Por las dudas, nos referimos a María, la Madre de Dios.

  • Corazón… Qué más acción que la figura del órgano que es núcleo de toda vida. Que BOMBEA sangre, que LATE, que DA VIDA. Un corazón que no es cualquier corazón como los que dibujamos vanamente cuando estamos enamoradas, no. Es un corazón de ñanduti (un tejido típico paraguayo) de un solo hilo, que demuestra la autenticidad que buscamos en nuestro día a día. Esto significa: COHERENCIA de vida.
  • …de la Nación de Dios: Esa Nación que anhela Dios para esta tierra, buscamos ser ese núcleo. La Nación de Dios está formada de mujeres y hombres nuevos, y la mujer tiene la tarea de ser el corazón que brinda vida en esa nación.

Mujer Vestida de Sol, Corazón de la Nación de Dios.

No, no es una frase. Es más que un ideal. Es un camino. Un Estilo de vida.

——-

Himno del ideal

María pequeña y transparente, presencia silenciosa y vital.

Con orgullo y calidez de niña naciste sol en el amor del Padre,

pequeña cual ninguna tomaste con dulzura su mano poderosa te soñó hija y surgiste,

cual melodiosa guarania de gozo y alegría pura de nostalgia por el eterno padre.

Él en su amor desde siempre, te soñó, te pensó, te gestó Sol.

María Mujer Vestida de Sol, Mujer Sol.

Madre Generosa y Fiel, un camino, un estilo,

modelan tu ser y te convocan entregas al padre tu Sí, Corazón de la Nación de Dios.

Tu ser traspasado de luz, es fuego que transforma nuestros corazones,

derrite el hielo que unifica, tu ser es aurora del hijo.

Él es nuestro hermano, es nuestro rey,

reflejo del padre hijo del amor.

María Madre de la Nación de Dios los cocoteros de tu tierra,

rojos por el martirio de tu corazón  son senderos hacia el Padre.

María, niña y mujer te seguimos como pequeño sol.

Corazón de la Nación de Dios.

——-

No todo son azucenas, un golpe de realidad.

Ok, todo muy lindo. La Juventud Femenina tiene un ideal, hace nada más y nada menos que 20 años. Lo gritamos, todo muy lindo. Festejo. Y a seguir con nuestras vidas.

No. El hecho de que tengamos un ideal hace 20 años nos hace reflexionar, no solo en la historia de la JF hasta el día de hoy sino también.. en cómo estamos haciendo vibrar a ese ideal en nuestros corazones. Cómo estamos logrando que nuestra presentación no sea “Soy JF y creo en esto.. esto y esto”, sino que con nuestra actuar lo demostremos.

Preguntarnos si nuestro actuar JF se está limitando a ir a todas las reuniones de grupo, actividades de la rama y cuanta misa del movimiento haya. Sin embargo mi participación en la vida de mi familia está disminuyendo, mi rendimiento académico está bajando y a mis amigos “bien, gracias”.

La “gracia” (hablando en dos sentidos) de tener un ideal, de gritarlo (lanzando un uuhuuu al final) y de escribirlo en todos lados es que lo vivamos. Que realmente ese “ser transpasado de luz” sea “fuego que transforma nuestros corazones”.

Un ideal: un desafío

Hace 20 años las JF’s que tuvieron la misión de descubrir el ideal, vieron que la esencia de esa Mujer Vestida de Sol era ser “pequeños soles”. Eso implica ser esas pequeñas Marías en todos los ámbitos en donde nos toque estar.

Es muy fácil ser JF.. en la JF. Qué más fácil que irme bien vestida a misa, donde sé que todas van a ir bien vestidas y no voy a ser la que desentone. Qué más fácil que no decir groserías frente a la Hermana. Qué más fácil que hablar de los temas controvertidos del mundo frente a personas que piensan igual que yo.

Ah, pensaste que el hecho de ser mujer y estar en la JF era igual a merienditas, flores y muchos colores? Entonces, lamento decirte que no es así. Ser JF es difícil (así como lo es ser de Schoenstatt).

“No es que un día te levantas y decís, yo soy JF. Noo.. te tienen que pasar muchas gracias por dentro para ser JF por fuera.”

Salir a luchar. La mujer es luchadora (si hacemos un recorrido por nuestra historia paraguaya vemos esta característica muy marcada) y hoy día el campo de batalla es.. para que vamos a mentir.. el peor.

Discriminación a la mujer.. (por las mujeres mismas), machismo afeminizado (feminismo), dignidad de la mujer (o lo que queda de ella) por el piso, la mujer vista como objeto sexual (por ella misma)… y puedo seguir.

Sí, un panorama nada alentador, verdad? Es difícil, cuesta horrores. Pero al final del día, vale la pena. Y contamos con la ayuda de los locos de arriba para lograrlo.

20 años de un ideal. 20 años de lucha. 20 años que son tan solo un comienzo de una revolución de mujeres que quieren ser verdaderas mujeres en un mundo que las tira al piso constantemente. 20 años de un desafío.

“Sangre joven, a qué te atreves?”

Anuncios
Comments
3 Responses to “Más que un ideal, un desafío.”
  1. Alicia Susana Beconi dice:

    Muy lindo!!!! tienen un gran desafio!!!!

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Más que un ideal, un desafío: Por el 20° aniversario del ideal de la Juventud Femenina de Schoenstatt (de Paraguay) dediqué este post a explicar el ideal y “bajarlo” a la realidad. […]



Comentá pues algo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hablemos de Arvejas

¿Querés saber qué es esto? Seguí leyendo.

A %d blogueros les gusta esto: